El vídeo de arquitectura

En Videology, el vídeo y la fotografía son unas de nuestras grandes pasiones. Cuando se une la pasión y un hobby para convertirse en tu trabajo. A veces ocurren malas experiencias y puede llegar a saturar trabajar en tu hobby, ya que no es lo mismo hacer algo sin presiones de plazos que ir agobiado en un trabajo, pero a pesar de esto…  ¿hay algo mejor que disfrutar con el trabajo que haces y trabajar en lo que te gusta?. Yo creo que no. Y esto se nota en los resultados.

Estamos inmersos en una serie de proyectos de vídeo de arquitectura y navegando por internet me encontré con este vídeo que lo he catalogado de extraordinario.

Es un trabajo de Alex Roman que te deja lelo cuando lo estás viendo, una música que enriquece, más si cabe, las cuidadas tomas dentro de una atmósfera bien planificada, mezclando imágenes reales con elementos y animaciones en 3D (sonido de scratch)… espera… esto no es así. El vídeo está modelado y realizado en 3D. Yo en este caso pequé de inocente. Y cuando uno peca de inocente, luego vienen las desilusiones.

No es que esté en contra del 3D, de echo lo usamos en algunos de nuestros trabajos cuando en la realidad es difícil de conseguir ese resultado. Lo que me desilusionó es que muchas de esas tomas parecen tan reales que pensé que era posible haberlas realizado con las herramientas audiovisuales actuales y que muchas de estás herramientas son las que usamos en nuestras producciones más avanzadas.

Algunos planos los consideraba sublimes en cuanto a su realización y ejecución y que desde un ojo crítico, te quedas analizando esa toma que te ha emocionado pensando que era real y te haces la pregunta de: ¿Cómo lo ha conseguido?.

En fín, no le quito mérito en absoluto al vídeo, porque llegar a ese nivel realismo, no es nada fácil y conlleva muchas horas detrás del ordenador para conseguirlo, pero no puedo evitar volver a decir que me dejó desilusionado porque algunos de esos planos, si es posible conseguirlos sin necesidad de recurrir al 3D.

Aún a desilusión propia, no hay más que darle al play para disfrutar de este vídeo de 12 minutos que, ten por seguro, disfrutarás en todo su conjunto.